31 ago. 2008





"Una mañana todavía fría de marzo bajaba por la calle de Odeón ...
Iba todos los días al mercado de la calle Buci, al otro lado del Bulevar Saint Germain...


Foto: MBI




La atmósfera de Léon Paul Fargue era toda París, pero especialmente, en esa época. Montparnasse y Saint-Germain-des.Prés. En los años treinta ese "burgués-bohemio" vivía en el hotel Metropolis, y sus amigos podían encontrarlo todos los días en la brasserie Lipp... cuya decoración había sido concebida por su padre, que era ceramista, o en la terraza del café Deux Magots o del Flore. Se regocigaba contando a sus íntimos los últimos chismes de la ciudad. hablaba de sus contemporáneos con ingenio y una maldad notoria, mientras se lamentaba de no pertenecer ya a su tiempo.

París le pertenecía igual que él pertenecía a París. escribía acerca de París. Cuando era niño, Victor Hugo fue enterrado; de joven, Marcel Proust comenzó En busca del tiempo perdido, fue contemporáneo de Valéry, de Claudel, de Colette. Era contradictorio, egocéntrico, anárquico, burlón, noctámbulo, admirado y amado, pero también temido por no tener pelos en la lengua; vanidoso y modesto a la vez..."






Gisèle Freund "El mundo y mi cámara"

6 comentarios:

ybris dijo...

Hermosa vista desde esta ventana.
Sólo por ver la ciudad sin coches...
Besos.

Margot dijo...

Qué callejuela!! Ummmm

Lo que daría por estar paseando por ella, en calma, justo ahora, ays.

Alegria De La Huerta dijo...

Me gusta, me gusta, me gusta... donde es??

Jin dijo...

juraría que es en Francia... ¿pero dónde?

Lula dijo...

Ayyyy.... qué ganas de entrar en una pâtisserie a través de esta ventana....

Maria dijo...

Que preciosidad de rincon y que pena que hoy ya nadie pueda permitirse el lujo de vivir en aquellos lugares donde vivieron almas como Léon Paul Fargue, Hugo, Colette, Paul Valery y todos los demás. Hoy solo podrían subsistir en la banlieu y con una eterna hipoteca.