4 nov. 2008


Obra de: Peter Davies 1997


M.Borja- Villel:
ENTREVISTA

"En 2010 llegará una exposición que para mí es muy importante que se llamará Modernidad interpelada, que define un poco cuál creo que tiene que ser el papel de este museo, y del arte hoy en día.




Si ahora nos pidiesen hacer una exposición sobre la modernidad, la primera idea que nos vendría seguramente sería empezarla con el Impresionismo o el Expresionismo. Si fuese en literatura, igual; en crítica, con Baudelaire. Y si fuese en filosofía, Kant, que es cuando empieza el idealismo. Pero, sin embargo, si le preguntas a un economista, ahora que están tan de moda, o a alguien de finanzas, realmente la modernidad empieza con lo que se denomina la «acción primigenia», el Descubrimiento de América por Colón, que es un acto moderno de verdad. Entonces, si ésa es la hipótesis, resulta que, más que con el Impresionismo, la modernidad a nivel artístico es el Barroco, donde hay una separación con el arte popular, que es el teatro, que es la multitud. Resulta que toda una serie de figuras que, según la modernidad clásica, son secundarias, derivativas, saltarían de repente a un primer plano.


Otra línea que para mí es importante es el elemento enigmático, este componente poético que hay en toda obra de arte. Una obra de arte nunca puede ser una ilustración, una obra de arte es importante cuando nos deja perplejos. Y más en una época como la actual, donde todo parece que está hecho para que seamos felices, un poco como los emoticones, esta especie de felicidad tonta. Me parece que la crisis existe realmente, no es coyuntural. Y da la impresión de que, si algo tiene que venir, no será este mundo moderno donde el hombre, la razón y el ideal están en el centro; la memoria, la historia... sino que me da la impresión de que estamos yendo a una nueva Edad Media

Seguir la entrevista aquí. ... habla de D.Hirst ¿quién no?




Damien Hirst Beans and Chips 1999





3 comentarios:

eva dijo...

SABES MUCHAS VECES NO SE QUE
ESCRIBIRTE PERO SIEMPRE ESTOY
AQUI VISITANDOTE ME GUSTA MUCHISIMO
TU BLOG UN BESAZO

Clara dijo...

Sí, ROMA, así, en mayúsculas, por ser una ciudad mayúscula (y caótica, bien sûr).

Aquí hay muchas ventanas y mucho que espiar. Creo que la más grande es la que mira hacia dentro, la que me mira, mientras los cristales reflejan las calles y las noches eternas (Pavese dice: "El verano en Roma no termina nunca: aquellas noches tan cortas duraban para siempre").


Os sigo desde aquí (ma non tanto como quisiera, scusatemi).

Cristina dijo...

Cuando entro aqui tengo dos opciones... o considerarme una inculta o aprender... Me inclino por la segunda.

De todos modos, cuando a mi me pronuncias la palabra Modernidad siempre pienso en "un adelanto" de lo que va a venir.

Cristina