27 mar. 2009

RefleXión





Me llego una carta desde N.Y que me decía:




"Esta tarde en el MOMA has estado presente.
Durante todo el día te he recordado mirando en el patio la cabra.
Aquella mirada tuya fija y aprehensiva, como una lapa, sobre el bronce de la figura, extasiada, - mientras yo, buscaba una silla apabullado por tanta pasión -  se ha hecho más real que nunca.
Esas sillas hoy, con el patio nevado me han devuelto a aquella primavera. Y con ella, al entusiasmo de tus ojos al descubrir esa FASCINANTE cabeza. A tu risa franca al recordar en esta pieza Bait Box a Beuys, el cual finalmente, nada tenía que ver con ella.
Y junto a todo esto y por si fuera poco, los tres dibujos que te enamoraron,
me han hecho revivir todo lo que te quise."

Bart Van Der Leck
Erik Gunnar Asplund Woodland Chapel
Ludwig Mies van der Rohe


"Había olvidado tu eco, había olvidado que formabas parte de este museo, y de esa misma forma anestesiada, había olvidado tu fuerza...
En el museo se han hecho reformas que yo no conocía, he creído antes de entrar en compañía de Elena, que era otra primera vez... para todo. Ignorada tu existencia por la nieve y el tiempo pasado.

Pero no.
Has barrido 19 años de estructura, has fulminado las voces entre las voces, has ocupado sus salas, incluso las que no recorrimos,y toda mi vida se ha estremecido de amor por tu presencia.

Elena no sabe que viniste y habrá pensado al verme emocionado, ... no sé que habrá pensado...
Sin embargo yo ahora sí sé, que no podré volver sin ti."

Ni yo misma, después de tu carta, podría amar más ese lugar.

12 comentarios:

Soportándome dijo...

Qué maravilla! Preciosos los enlaces.

Besos.

Blanca Oraa dijo...

Es bonito recibir esa cara pero puede revolverte mucho: el peligro acecha.

Fernando dijo...

dios...es francamente emocionante...un beso sin tiempo.

marta villota dijo...

Es todo revolución interna y una paradoja gigante..


Hace ahora justo un año estaba en NY, y ese miércoles volví al MoMA.
Hoy estuve pensando mucho en NY... y entonces encuentro esta ventana...
...blanco incandescente.

Al golpito dijo...

¡Cómo he disfrutado!

Sombras en el corazón dijo...

Preciosa carta. Ya podían escribirme una a mí así.

Un abrazo

Beauséant dijo...

cada lugar tiene su persona y su momento, intentar repetirlos pasado el tiempo es casi imposible.. mejor quedarse en casa o verlos desde la entrada...

Press button to defrost dijo...

Una bella historia.

Pero mi visión periférica de *insecto* me lleva a fijarme en el *margen*, lo que casi no se ve, la historia no contada.

Yo me fijo en Elena.

marcela dijo...

Una carta, es una carta, es una carta..y hay cartas que son más que cartas. Hoy estoy muy G. Stein.
Me ha gustado mucho más que las medidas del G-20, que son 30 y piensa -1

momo dijo...

Bufff que maravilla .
No sé iba a cerrar , cpero queria irme con algo bonito asi que me acordé de ti, y no me he equivocado.
Muchas gracias , por este momento .

julia dijo...

querer saber si ésta carta es cierta o no, imagino que es sólo por morbo, o por la necesidad de creer,que la gente realmente si se atreve a escribir esas cosas además de pensarlas, ir a un buzón y mandarlas...
igual es mejor no saber...
igual es mejor creer que así es....

pd: es bueno encontrar blogs, donde no parar de mirar, de leer...

virgi dijo...

Me abres siempre una ventana nueva.
Y la que acabo de desplegar es una maravilla.

Entonces...¿siempre les quedará el MOMA?