12 sept. 2010

Ventana del salón aquél














donde el sol entraba
cuando quería
sin avisar siquiera.

14 comentarios:

4 strongs winds and 7 seas dijo...

Simplemente genial!

Sensei Katorga dijo...

Escueta la ventana, será que el sol ya no es necesario. Saludos.

Marcos Callau dijo...

Es una pena cuando no quiere entrar. Muy conciso, muy breve pero bonito.

marcela dijo...

Róbame lo que quieras, yo también he robado la ventana, y algun que otro libro cuando no tenía dinero.
Creo en la transmisión. Y además compro imágenes.
Un beso

Melibea dijo...

Me gusta tu sencillez porque esconde muchas sugerencias.

Un saludo

MR. MC.DONALD dijo...

WOW!!! ENHORABUENA!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

Demy dijo...

Y había alguien para recibirlo?
Quizás no preguntaba de aburrido.
Quizás se sentaba un rato, solo, y se quedaba dormido, con las consecuencias del caso.

Abrazo y bonitas ventanas.

Marina-Emer dijo...

me visitaste pero no me dejaste nada escrito en el comentario..besos
Marina

David dijo...

Me gusta la foto... ese detalle... y me hace gracia encontrarme con un comentarista que veo que puede emplear las mismas palabras para otras entradas. Es más largo que "Muy bueno lo tuyo" pero suena igual de hueco al final. Me refiero a Mr. McDonald (no te lo tomes a mal chico, pero podrías cambiar al menos el texto de otros blogs...si no, parece corta y pega).
Un saludo, MBI.

jordim dijo...

El sol es muy suyo..

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

María, !bienvenida a mi blog!

Te sigo de cerca, me ha encantado la elegancia, las inquietantes imagenes y los textos de tu blog.
El sol entra a su gusto, furtivo o convocado en este lugar, donde creer en la belleza, en la vida, resulta posible. El pesimismo nos ahoga con razones de peso, pero el sol brilla tíbio y se cuela y nos invita a quedarnos, si queremos, dulcemente dormidos, soñando. Que no sean pesadillas.
Un besito.

pilar mandl dijo...

¿Ventana? el sol va directo a "comerse" el color del sillón... me encanta cuando el sol entra sin permiso...

Patricia dijo...

El Sol siempre entra por la ventana de mi habitación cuando todavía no me quiero levantar.

Javier dijo...

"Esos rayos de sol furtivos que decoran la alegría y se acomodan, distraidos, en el recuerdo…"

¿Te he dicho gracias?