2 oct. 2010

It´s too late ...














Foto MBI


Hay días,
suele ocurrir con más frecuencia los domingos,
ese maldito día,
que metería mi vida en la lavadora.
Y no para que diera vueltas,
que para eso ya me manejo solita,
ni para centrifugarla en un alarde existencialista,
sino para dejarla
¡limpia de mierda!

10 comentarios:

marcela dijo...

Los domingos siempre han sido los días más tristes. Había incluso una película del "free cinema inglés" que se titulaba "Domingo, maldito domingo"
Ahora desde hace un tiempo se me confunden con cualquier día de la semana, y...! eso que he salido ganando!
besos

gus dijo...

JAAAAAAA!
Mierda, mierda, mierda. Es que esto no es como nos lo habíamos imaginado. ¡Y menos mal que tengo poca imaginación!

emmagunst dijo...

Ayer me decía un amigo que "todo lo bello que sus ojos podían ver por las mañanas de domingo, hacia el crepúsculo se rebelaba y le enceguece no solo la mirada..." no es fácil, no es fácil, pongo toda la ropa en la lavadora y aún algo no está bien...
Saludos MBI!

Javier dijo...

"Necesito, en la medida en que soy más consciente de mi fragilidad, ritos y ceremonias que purifiquen mi espíritu de la culpa y del miedo y me reconcilien con el mundo tal y como es."

Una lavadora lo sintetiza a la perfección.

O sea, que supongo.

elintimistasecreto dijo...

Sí, hay domingos que sería mejor no levantarse de la cama. Eso me pasaba cuando vivía en Madrid. Aquí, en un punto de la costa, los domingos de invierno me encanta pasear por la playa: no hay nadie y el viento nocturno y salado también te limpia de mierda.
Besos.

Dr.Mikel dijo...

Hay que replantearse que los domingos no son el preludio y la antesala de una larga semana por delante, sino un día de asueto que hay que saber gestionar y disfrutar, es que sino son absolutamente deprimentes.

NoSurrender dijo...

... y no olvidemos el suavizante. Que está bien tener la vida limpia de mierda, pero es aún mejor si huele bien está suave cuando la acarician ;)

Besos!

Hermes dijo...

Los domingos son feos.... y lo son más cuando la rutina los revuelca en lodo. Sería el mejor día para un suicidio si no fuera porque siempre hay algo bonito ese día. Usualmente es música.

virgi dijo...

Yo creo que ni aún así se limpiaría del todo. Al menos la mía no creo. Es que cargamos con mucha.

Besitos

David dijo...

Pienso igual.