27 nov. 2011

Ventanas con gente



Llenas de intimidad.

 


Fotos: Carmen Secanella, Gianluca Battista

Recortes de El Pais.

2 comentarios:

ZenyZero dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ZenyZero dijo...

Desde la primera herramienta del homo@~$%?? hasta la última de nuestra era, no ha cambiado la esencia de lo que nos impulsa a inventar o, lo que algunos llaman, a progresar.

Pero es mentira. Eso no es progreso, sino una forma diferente de manejar nuestro entorno, de mirarnos a nosotros mismos. Entonces, espiamos la vida para recomponer la nuestra, invadimos la intimidad ajena para alimentar la nuestra. Y cada ventana, en esencia, es la novela que jamás nadie escribió, pero imagina en primera persona. Eso desde la sinapsis de la primera neurona del primer ser humano, hasta la compleja red neuronal de un artista o un científico (Mientras no sea un premio Nobel o algo así).

Ese que está ahí soy yo. Digo yo a propósito, porque "Yo" es el primer pronombre, seguramente, y todavía seguimos sin inventar otro más apropiado para recrear nuestro mundo o entorno.

Me gustan las ventanas, me gusta verme, espiarme. Me devuelve a la razón del primer homo@~$%??

Un abrazo de australopithecus.
Chuff!!