30 ene. 2008



Descansar ...

no tardaré en volver







Foto: MBI




"... me iba al cine. Para mí ir al cine siempre es un acontecimiento.
Me gusta sentarme delante, llenarme la vista de lo que hay en la pantalla, que nada me distraiga del momento. Y me encantaría que el momento durase siempre. No sabría decir lo feliz que me hace ver lo que pasa allá arriba, ampliado. Diría "más grande que la realidad", pero nunca he entendido la expresión. ¿Qué es más grande que la realidad?. Estar sentado en primera fila mirando la cara de una chica bonita, de dos pisos de altura, y sentir en las piernas las vibraciones de su voz, es percibir la realidad en toda su extensión.
Soy un hombre que quiso ser tan grande como la realidad.

Un día estaba mirando por la ventana. Puede que estuviera contemplando el cielo. Pon a alguien delante de una ventana, aunque sea un imbécil, y tendrás a un Spinoza.
Miraba por la ventana. Veía cómo el otoño se hacía invierno. Y el invierno, primavera.

Mi madre nunca dejó de amar a mi padre.

El tio Julían me dijo un día que el escultor y pintor Alberto Giacometti decía que, a veces, para pintar sólo una cabeza has de renunciar a toda la figura. Para pintar una hoja has de sacrificar todo el paisaje. Al principio, puede parecer que estas limitándote pero luego te das cuenta de que, si captas un centímetro de algo, tienes más probalidades de percibir cierto sentido del universo que si pretendieras abarcar todo el firmamento.
Mi madre no eligió una cabeza ni una hoja. Ella eligió a mi padre y, para preservar cierto sentido, sacrificó el mundo."

Son retazos del libro que leo: Nicole Krauss "La historia del amor" .Salamandra.

11 comentarios:

gus dijo...

¿Has hecho una fiesta/performance/happening en el Audience's Hall y no me has avisado? ¡Simpre me pierdo las mejores fiestas!

MBI dijo...

Gusiiitoo si eres más rápido comentando que yo colgando... estoy agotada pensando en nuestro futuro... empresarial.

Juan Luis Carreras M. dijo...

Genial extracto.
Y sí, suele ocurrir que cada individuo, que cada parte, es el universo en sí mismo, un perfecto holograma.
Ojalá cada uno de nosotros encontrase a su pequeño universo, que no sería más que el todo de sí mismo, y a partir de entonces, de uno mismo.

Besos MBI.

ybris dijo...

Y qué cierto es todo eso.
Podemos hacer que algo sea más grande que la realidad con sólo prescindir de la parte de realidad que nos distrae.

Besos.

Jin dijo...

esto, hoy, no es que me haya gustado, me ha emocionado. algo, y no voy a decir el qué, me ha tocado la fibra sensible.

creo que es una cita bastante extraordinaria. gracias un día más. MBI

gus dijo...

tiene buena pinta ese libro ¡creí que estabas hablando en primera persona! El cine, las ventanas... el amor. Lo buscaré hoy en mi librería (las librerías...) y lo leeré pensando en ti. Iré pronto a verte, me temo. Me temo que nos distraigan y no nos dejen hablar de las ventanas. También existen las puertas, cierto, pero las buhardillas sólo tienen ventanas. El amor, sin embargo sólo tiene puertas. Ya no sé ni lo que digo.

Lula M. dijo...

No hay nada más grande, ni más déspota ni más alegre que la Realidad (con mayúsculas). Cuando me postré a sus pies y dejé que Ella escribiera el guión de mi vida descubrí que yo no lo hubiera hecho mejor.

Preciosa cita, MBI.
Beso,
Lula.

Carmen Elena dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Gata Insomne dijo...

qué bueno!!!!
qué bueno!!!!

me la paso en esa duda.de escalas

me gusta luego de tanta filosofía: ella eligió a mi padre!!!!

tanto leer para morir en la orilla

10:45 P

Gubia dijo...

La realidad siempre supera la ficción no? asi que nada más grande que eso.Un abrazo.

Alfonso dijo...

me gusta especialmente la boutade "pon a alguien delante de una ventana y tendrás a un Spinoza..."

Tanto por leer, y tan poco tiempo..