1 oct. 2008

Reflexión

C R I S I S



"Naturalmente, hay otras necesidades humanas además de la autojustificación. Por ejemplo, existe la necesidad de status y de poder.
Un individuo que se encuentra en una posición baja dentro de la jerarquía socioeconómica puede necesitar la presencia de un grupo minoritario pisoteado para poder sentirse superior a alguien.
Estos estudios suscitan algunas preguntas interesantes.
Las personas de status socioeconómico y educativo bajo ¿tienen más prejuicios porque
1) necesitan sentirse superiores a alguien,
2) sienten más agudamente la competencia de empleos con los miembros de grupos minoritarios;
3) están más frustradas que la mayoría de la gente y son, por tanto, más agresivas, o
4) su falta de educación incrementa la posibilidad de que adopten un criterio simplista y esteriotipado del mundo?
Es difícil desenmarañar esas variables.. pero no hay una única causa para el prejuicio"

Elliot Aronson


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamplights glows on old guitars the travellers strum;
Incense children dance to an indian drum.
Here Odysseus charmed for dark Circe fell,
Still her perfume lingers, still her spell.

(King Crimson - Formentera Lady - 1971)

Blanca Oraa dijo...

Yo he comprobado personalmente que personas que han estado en posiciones de mando después de haberse pasado la vida obedeciendo se comportan como déspotas.

PriNciPeSsa dijo...

generalizar no es bueno, cada persona es diferente a la de al lado, y a la de más allá y allá y allá y allá................

ESTHER dijo...

Interesante post para debatir y pensar.

Así y sin pensar mucho, me inclino principalmente por el punto 4. La falta de educación. Factor básico en el desarrollo y la formación del individuo. Si tienes un status socioeconómico bajo pero eres una persona muy culta y con muchos estudios pienso que tienes menos prejuicios.

Un abrazo.

muchadela torre dijo...

Cuan ciertto es \Yo tengo la suerte de estar con gente que está arriba y es increiblemente increible!!!!!!!!
besos y gracias por comentar en recomenzar

Evánder dijo...

Muchas gracias por pasarte por mi blog. Te espero por allí.
Vendré a verte de vez en cuando.
Un saludo.

gus dijo...

La frustración (como desfase entre deseos y logros) creo está en la base de muchos conflictos internos que generan mucho odio, rencor, agresividad..., no solamente en el plano social/económico, también en el afectivo-emocional, en el reconocimiento, el poder... Así que no depende tanto del nivel cultural ni de la clase social, cuanto de la autoestima y de eso que ahora llaman inteligencia emocional. Sofrosine, decían los griegos. Pero para hablar de psicología, doctores tienen los mass media. "Hablemos del amor" cantaba Raphael, hablemos de música, de fotografía, de arte, de libros; sí, también de personas, cómo no, hablemos de tú y yo...

[Espacio sin titulo] dijo...

Como me recuerdan estas reflexiones tan acertadas a mi época en la facultad de psicología. Donde para aprender estos pensamientos, y llega a niveles de intercambio tenías que alejarte de la própia facultad.
No me digas porque, pero a mi cabeza se me ha venido un libro mítico "El miedo a la libertad" Fromm.
Un saludo!