16 abr. 2010

It´s too late

Ventana Alacena




Ese día que no quise desayunar, ese y ninguno.
Se cerró la puerta de la alacena conmigo dentro...
Un paraíso de colores.
Miles de diseños combinados, abigarrados y apilados, como un mosaico del tiempo cotidiano, para el que nunca es...
demasiado tarde...
Ese tiempo nunca abandona...
.
.
.
¡Maldito seas...!

7 comentarios:

Sensei Katorga dijo...

Maldito y remaldito, no quiero imaginarme con el papelón de fregar y poner todo eso en su sitio. Tiene usted una alacena barroca.

emmagunst dijo...

linda y colorida, son lindas las ventanas hacia adentro también, sacale una a tu closet! saludos

rubén m. dijo...

Siempre que vuelvo a este blog, me quedo estupefacto ante la belleza de ciertas imágenes y frases y me maldigo por no seguirlo día a día... siempre consigues inquietar y abrir espacios inauditos.

un beso

Leo dijo...

Muy buenas imágenes y tus versos.
Abrazos, Leonor

virgi dijo...

...
...
(vuelvo con tiempo para entrar en todas esas artistas que colgaste y no las veo, fueron imaginaciones mías?)
...
...
(me entretendré con la alacena)
...
...

Choni Mandl dijo...

Alacena... ¡qué palabra más bonita!

1600 Producciones dijo...

El desorden organizado... casi una radiografía craneal.

Saludo y beso.