9 oct. 2010

Mi ventana en Las Palmas del 84



Vuelve a mi memoria aquella estancia donde yo te leía...
















Foto: MBI


"Un puñado de personajes literarios han marcado mi vida de manera más duradera que buena parte de los seres de carne y hueso que he conocido....
En el verano de 1959 llegué a París con poco dinero ...
Una de las primeras cosas que hice fue comprar, en una librería del barrio latino, un ejemplar de Madame Bovary....
Ahí empieza de verdad mi historía."

Mario Vargas Llosa

11 comentarios:

Tomás dijo...

Dulce homenaje.

Melibea dijo...

Es una pena que el Nobel no tenga en cuanta el valor humano de las personas a las que se les concede.

Un saludo

virgi dijo...

Entonces ¿frente al mar?
Besos a tus recuerdos.
Y a tus ventanas. Divinas.

(V. Ll. nunca fue santo de mi devoción)

Natàlia Senmartí Tarragó dijo...

Esa ventana, esos libros así encuadrados e iluminados, adquieren la categoría de un recuerdo exquisito y etéreo.
¿Estaría tambien la Bovary entre tus libros?
Si Mario empezó por ahí lo hizo con buen pie, se le nota.
Besitos.

Fernando dijo...

a veces me dejas una cierta melancolía buena...besos.

Deseo dijo...

No recuerdo donde compre Madame Bobary creo que fue en el 74. Pero mi cabeza no quiere recordar ciertos dias de ese año seguramente.

NáN dijo...

Olvido qué vino tomé o qué comí, pero casi nunca dónde leí un libro.

Conversación en la catedral, en un bar que ya no existe.

Bonita luz, donde leías.

pilar mandl dijo...

¡Qué gran verdad!
Por cierto, yo también estaba en las Palmas en el 84...

cristal dijo...

QUÉ GRAN ESCRITOR...

La última novela suya que leí fue "LAS TRAVESURAS DE LA NIÑA MALA". Fue un disfrute desde el principio hasta el final.

Saludos.

Javier dijo...

Admiro al escritor, me gusta su comentario y tu fotografía me sumerge en un mundo cálido y cercano. Pero por encima de los libros y sus autores, amo a las personas y leer la historia que narran sus miradas.

Jin dijo...

cuánta razón tiene V.Ll. a mi también me han marcado mucho más personajes de la literatura que personas reales. creo que es normal, a esos les metemos tanto de lo nuestro.. de alguna forma son moldeables, adaptables... o tu te vas adaptando a ellos, quién sabe?