5 may. 2008


Ventanas retratadas desde

el límite de la vida cotidina
... y su instante
.

Foto: Andre Kertesz Agosto desde su casa
.
.
Dijo Henri-Cartier Bresson:
"Cada vez que André Kertész oprime el obturador, siento el latido de su corazón"


Sus ultimas imágenes, "Desde mi ventana", fueron realizadas con una cámara Polaroid.
Muere en Nueva York el 28 de Septiembre de 1985
.

Foto: Philip-Lorca diCorcia Atendiendo lo sórdido
.
.
Se trata de escenas usuales, difíciles de abandonar con la mirada, en las que uno se queda atrapado.
Los personajes retratados parecen ausentes y aislados, nos recuerdan la vida de la ciudad, la soledad de la gran ciudad, sus habitantes, su situación y su drama personal. Según la crítica, en la fotografía de diCorcia coexisten "hecho" y "ficción", "perfección" e "incompatibilidad", "melancolía" y "tensión", constantes que actúan sobre el inconsciente del espectador.
El carácter cinematográfico y el afán por el más pequeño detalle en las imágenes de diCorcia le ha obligado a pasar muchas horas para tomar una instantánea que ya tenía en su mente "

Exposición 2003 Fundación Telefónica.


Foto: JH Engström después silencio
.

Imágenes que, aparentemente, todos podríamos tomar. Sólo aparentemente.
De color lavado. Este fotógrafo sueco.
"Tiempo perdido, eso parece buscar JH Engström. Engström nos traslada al pasado. Utiliza los recursos de la fotografía aprendidos como ayudante de Mario Testino en Paris y Anders Petersen en Estocolmo, e inventa una fotografia documental personal. Su obra reflexiona a cerca del sentido de la fotografía. Hacemos fotos para recordar, para retener ese momento, como en los primeros momentos de la historia del dibujo"
.
Los mejores

8 comentarios:

yo soy dijo...

la ventana es todo un símbolo, todo un sueño, todo un estar vivo o empezar a estarlo

Margot dijo...

Me encanta sentarme ahí, en el alféizar de tus ventanas y quedarme a contemplar tus descubrimientos... ese tal vez sea el sentido de la fotografía para mí: sorprenderme con otra mirada y que al final parezca la mía.

Un beso!

cacho de pan dijo...

nuevo para mí, primera entrada. Me gusta tu blog de ventanas. Y nunca es demasiado tarde si al menos podemos decir que lo es.

ANA PÉREZ dijo...

Me ha encantado esta reflexión acerca de las ventanas y lo que desde fuera y desde dentro son capaces de contarnos.

Descubrí tu blog a través de Carlos y ala verdad es que me resulta muy interesante el mix de texto y fotografdías que cada día escoges sutilmente.

Saludos!

ultrarrojo dijo...

lleva varios días rondando por mi cabeza una cosa que leí en tu blog, acerca del impulso artístico a partir de nuestros deseos de belleza y verdad (esto es poco sorprendente como afirmación) y, lo que me viene sin cesar, nuestro conocimiento de que ambas cosas no son iguales - creo que dice. me viene así en momentos de pausa, en la ducha, fumando en las ventanas, caminando hacia el metro, qué sé yo. ah, no son iguales? son acaso comparables? y bueno, existe todo un repertorio de lugares comunes para ventilar la cuestión rápidamente, pero también me da gusto meditarla, porque se trata de dos palabras muy grandes.
has visto que he cambiado de fotografía y me he disfrazado? es por esta otra cuestión de la verdad y la ficción, en parte. bueno y porque me parece que este asunto de los blogs en el fondo es puro juego, seriamente.
hoy sí que sí! te añado a mi lista.

Fernando Sarría dijo...

no sé si los ojos miran o son ellas las que sin cerrar sus párpados nos vigilan...besos.

Jin dijo...

me gusta tu ventana con las ventanas de Engström como órbitas vacias de mirada. es un tipo de imagen inquietante y muy atractiva.

no me canso de mirar por esos agujeros mágicos, los eliges muy bien...

tan versátil como acústica dijo...

la ventana es un generador, también, de paranoias.