22 nov. 2008

Foto: Ken Lum


Frente a la ventana
sin sentido del porche,
la vida desapareció...
Fueron 5 minutos

8 comentarios:

Gargola dijo...

...el tiempo se cristalizó en una lagrima.

eva dijo...

MARAVILLOSA COMO SIEMPRE

ybris dijo...

Infinita grandeza de las ventanas abiertas al arte:
ni siquiera la vida se nos cruza.
Lo mismo que ellas mismas sólo dejan el estupor de la belleza sin nás rastros.

Besos

Lula dijo...

Conozco esa sensación. Se me paraliza la vida casi a diario.

Besos.

Kay dijo...

Impactante... Paralizante

Waiting for Godot dijo...

Me he quedado muda. Besos.

Georgia dijo...

Que importante e insignificante el tiempo, cuando la vida cuesta 1 minuto

besos

Conciencia Personal dijo...

Cómo dice Holden: Me he quedado sin habla.

Un abrazo desde mi ventana.